El conocido jugador de Los Cóndores, Héctor Dávila Olivares, de 55 años, murió de un fulminante ataque cardíaco mientras jugaba un partido de fútbol esta noche en el Estadio “Hernán Villanueva”, ante el Deportivo Cavancha.

Su muerte impactó a los jugadores, quienes lo asistieron en el campo de juego, sin que se pudiera recuperar.

El jugador era muy querido por sus compañeros de equipo y por sus conocidos, por su calidad humana. Era hijo del famoso y recordado jugador y dirigente deportivo Héctor ‘Tito’ Dávila.

Sus compañeros de equipo y contrincantes no podían creer lo que estaban viendo, cuando cayó desplomado en un sector del campo de juego. De inmediato se dio cuenta a las autoridades quienes ordenaron el procedimiento de rigor para estos casos. También los pocos espectadores que había en el Estadio quedaron impactados por la muerte del jugador.

Desde el Diario El Longino, su propietario, Patricio Meza Flores, entregó sus condolencias al mundo futbolero de la Liga de Viejos Cracks y, por supuesto, a sus parientes. “El mundo de los Viejos Cracks pierde a una gran persona y a un buen y entusiasta jugador, muy querido por todos. Entrego a su familia mis más sentidas y sinceras condolencias”, dijo Meza.