Tres infracciones y el decomiso de mercadería fue el saldo del primer día del operativo multisectorial que busca erradicar el comercio informal del sector céntrico, específicamente el que sin permiso municipal se instala diariamente en calle Tarapacá, entre Vivar y Obispo Labbé, afectando al comercio establecido.

En esta operativo, que fue liderado por el gobernador Francisco Pinto y el comisario (s) mayor Ismael Maldonado, participaron Carabineros, PDI, seremi de Salud, Servicio de Impuestos Internos y el SAG.

El objetivo, dijo el gobernador, es sacar del centro al comercio informal que genera una serie de problemas no solo al comercio establecido sino que también a la ciudadanía porque prácticamente se toman las veredas, generando problemas de inseguridad.

Junto a ello, el gobernador recordó que la Municipalidad de Iquique generó un plan para trasladar a los comerciantes con permiso para que puedan trabajar en los lugares previamente establecidos. “Estamos hablando del pasaje O´stadio; la vereda oriente de calle Obispo Labbé, a un costado de Johnson y la calle Ramírez que solo será para aquellos comerciantes en situación de discapacidad”.

Además, el gobernador llamó a los comerciantes a regularizar su situación y a ocupar los locales aun disponibles en las distintas ferias. “Nosotros no estamos en contra de ellos, sabemos que es una fuente laboral, pero solo les estamos solicitando que cumplan con la normativa vigente para que puedan trabajar tranquilos. Quienes insistan en esta práctica de vender en la calle sin permiso municipal se exponen a que la mercadería sea decomisada por Carabineros”.

Finalmente, el gobernador Francisco Pinto informó que este tipo de intervenciones continuarán durante todo esta semana, intensificándose en los días previos a Navidad y en la semana anterior a la visita del Papa Francisco, que son fechas en que aumenta considerablemente el comercio informal.