Sebastián Piñera aprovechó un recorrido por la feria Gaspar de la Barra, en Estación Central, para hacer un llamado a su contrincante, Alejandro Guillier, a dejar las odiosidades y descalificaciones de cara a la campaña y franja electoral, que parte este domingo.

Consultado por el tono del futuro debate, Piñera afirmó que le propuso a Guiller “hacer de estas últimas dos semanas de campañas de propuestas de ideas y futuro, dejando fuera toda la odiosidad la amargura y la descalificación. Espero que cumpla con estos compromisos”.

“Lo que Chile necesita no son candidatos que se insulten unos con otros, eso no ayuda ni aporta nada. Lo que Chile necesita es un presidente que le ayude a resolver los problemas de los chilenos”, agregó.

El ex Presidente aprovechó, en compañía con el alcalde de Estación Central, Rodrigo Delgado, de exponer su plan para combatir la delincuencia y el narcotráfico, el que está basado en tres ejes: fortalecer a Carabineros, una mejor coordinación entre las policías y el Ministerio Público y robustecer a las comunidades organizadas para que tengan capacidad de defenderse, criticando de paso la decisión del Gobierno de bajar los fondos de los planes comunales de seguridad.

Al respecto, el alcalde Delgado aseveró que “lo más grave es que se corta el trabajo con niños. Cuando uno quiere evaluar los temas de seguridad a mediano y largo plazo y el trabajo y el trabajo con los niños hoy es fundamental para una mejor sociedad mañana. Estos son proyectos que están quedando truncos para el próximo año”.

Espina busca la conquista de votos

Por su parte, el senador RN Alberto Espina se refirió a los votos de la llamada familia militar e incluso de quienes votaron por Beatríz Sánchez en primera vuelta,afirmando que “es posible conquistar votos de todos aquellos que quieran que un país progrese con solidaridad y esa es la propuesta definitiva del gobierno del Presidente Piñera”.

“(Hay) que decirles a todos los chilenos que en este gobierno se va a progresar, vamos a tener progreso pero no va a ser para unos pocos porque eso sería muy egoísta. Va a ser un progreso que llegue realmente a la clase media y a las familias humildes y eso significa un progreso con solidaridad”, agregó el senador.

“La franja está pensada y vista en esa lógica (de cautivar a los jóvenes). Ése es el espíritu que tiene”, concluyó Espina.