Más de 38 mil cajetillas de cigarrillos de contrabando incautaron funcionarios de Aduanas y de la PDI en una casa de Antofagasta y una bodega de Calama. Las mercancías ingresaron de contrabando al país y trataron de eludir impuestos por $103 millones.

Los procedimientos se gestaron gracias al trabajo conjunto entre detectives de la Brigada Antinarcóticos y contra el Crimen Organizado de la PDI y funcionarios de la Unidad de Análisis de Riesgos de la Aduana de Antofagasta, quienes trabajan en forma focalizada para la persecución de ilícitos.

El primer caso consideró la entrada y registro a una vivienda ubicada en el sector norte de Antofagasta, donde hallaron 24.318 cajetillas de las marcas coreanas Carnival, Pine Change y This, y de la alemana Winston. Los fiscalizadores encontraron cartones de cigarrillos al interior de bolsas matuteras dispuestas en los dormitorios, patio y living del inmueble, así como también un banano con $2.816.260 y que según el testimonio de la dueña de casa, una ciudadana de nacionalidad peruana, correspondía a ingresos por la venta de los cigarrillos.

Posteriormente y gracias a otra orden de registro, los aduaneros y detectives se constituyeron en un bodega de Calama donde encontraron 10 bultos con un total de 14.578 cajetillas de cigarrillos, las cuales estaban perfectamente embaladas y que al parecer serían remitidas al sur del país.

El Director Regional de la Aduana de Antofagasta, Braulio Cubillos Segovia, indicó que el total incautado en ambos procedimientos sumó 38.896 cajetillas con una evasión tributaria de $103.358.851. “Este trabajo se inserta en el marco del Plan Integrado de Fiscalización (PIF) de Cigarrillos de Aduanas que forma parte de las estrategias de protección del comercio exterior y de la salud pública de la ciudadanía. El 2017 hemos tenido resultados históricos y hasta la fecha se ha decomisado en todo Chile un total de 10.404.743 cajetillas de cigarrillos de contrabando, con una evasión calculada es de US$ 43.425.231. En Antofagasta este año la cifra llega a más de 850 mil cajetillas que trataron de eludir US$ 3,5 millones”.