Bolivia suscribió compromisos de inversión con seis petroleras internacionales para exploración y explotación de hidrocarburos por unos US$1.582 millones, que hasta 2021 redituará una renta petrolera de unos 20.000 millones, informó este martes el presidente Evo Morales.

Con “la firma de esos tres contratos de exploración y explotación, se estima una inversión de US$1.582 millones y una renta petrolera que va estar sobre los 20.000 millones, una producción de 20 mil metros cúbicos diarios“, dijo Morales en un acto público.

El compromiso fue suscrito por la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y las petroleras Shell (angloholandesa), Repsol (España), PAE (Argentina), Petrobras (Brasil) y las subsidiarias de la estatal hidrocarburífera Chaco y Andina.

Los compromisos fueron firmados en el marco del IV Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG) que se celebra en la ciudad boliviana de Santa Cruz (este).

“Tenemos mucha confianza y mucha esperanza en las empresas que se comprometen a acelerar las inversiones y también nuestra obligación como Estado es cómo garantizar los estados transparentes en beneficio de Bolivia y también para que las empresas tengan derecho a tener utilidades”, señaló Morales.

Bolivia presentó previamente a las empresas un atlas sobre el potencial hidrocarburífero del país, en el que se priorizan 80 áreas de exploración para subasta internacional. En el inicio del evento se anunció que el sector petrolero internacional espera un aumento en el mercado del gas y una baja en el consumo de carbón y petróleo.

“El petróleo básicamente va a disminuir de 32% de la mezcla energética (global) a 29%, el gas va aumentar del 22% al 26% y el carbón también va a disminuir dramáticamente de 27% a 20%” hacia 2040, dijo durante la reunión el secretario General del Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG), el iraní Mohammad Hossein Adeli.

El FPEG reúne a Argelia, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Guinea Ecuatorial, Libia, Nigeria, Bolivia, Venezuela, Rusia, Irán, Catar y Trinidad y Tobago, y como observadores a Holanda, Irak, Omán, Perú, Noruega, Kazajstán y Azerbaiyán.

Según el gobierno boliviano, el foro, que concluirá este viernes, está conformado por países que poseen entre el 60% y 70% de las reservas mundiales de gas natural.

Del encuentro también participan ejecutivos de la rusa Gazprom, la española Repsol, la francesa Total, la británica Shell y la argentina YPF.