En julio pasado comenzaron las negociaciones para definir el futuro de Cema Chile, la que concluyó el jueves pasado y que definió que los 90 inmuebles de la organización serán traspasados al fisco y 22 serán traspasados a la beneficiencia. Todo lo anterior entre el 15 de diciembre y el 30 de junio de 2018.

De acuerdo a la información entregada por el diario El Mercurio, el ministro de la Corte de Apelaciones, Guillermo de la Barra, lideró el proceso, el que culminará el 9 de diciembre cuando se firme el acuerdo.

Como Cema Chile tiene recintos a lo largo de todo el país, “su disolución debe operar en forma gradual y paulatina, ya que habrá que disolver sede por sede, las que están conformadas por oficinas regionales, provinciales, comunales y distritales”, según se acordó.

A su vez, Punta Arenas e Iquique serán las primeras sedes en ser traspasadas y dentro del documento también se incluyó la Plaza de Paine.

EMPLEADOS

La fundación cuenta con 66 empleados de planta, los que tienen pendiente su situación, la que debería resolverse durante los próximos meses.

En el documento quedó estipulado que se les deberán finiquitar los contratos, “haciéndose nuestra persona jurídica cargo de todas las prestaciones labores que proceden, como ser: indemnización por año de servicio vacaciones, cotizaciones previsionales e indemnizaciones”.

Éstos montos serán pagados con plata embargada en la investigación por malversación de caudales, la que superaría los mil quinientos millones de pesos.

Fuente: 24horas.cl.