Perú está completamente concentrado de cara al repechaje que jugará contra Nueva Zelanda, el próximo 11 y 15 de noviembre, por un cupo a Rusia 2018. Pero en medio de esa concentración llegó una noticia que impactó a todo el país: el positivo de Paolo Guerrero. 

Según informó ESPN en un principio, el delantero y máxima figura de la selección peruana dio positivo en el control antidopaje realizado tras el empate sin goles ante Argentina por la penúltima fecha de las Clasificatorias sudamericanas rumbo al Mundial, duelo disputado el 5 de octubre en La Bombonera de Buenos Aires.

Pese a que las fuentes oficiales aún no se han manifestado, desde la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) confirmaron un “resultado analítico adverso” de Guerrero con el departamento médico de Flamengo, club donde milita el delantero.

“Lo que existe en este momento es un resultado analítico adverso (RAA) por una sustancia S6 estimulante (estimulantes en la categoría S6 de las sustancias prohibidas por la WADA). Ese resultado puede venir de un medicamento que él utiliza y en ese caso no es inmediatamente un doping. Lo que está en la lista de la WADA no puede ser administrado, sólo si el jugador tiene un certificado médico y con una documentación necesaria”, dijo Fernando Solera, integrante de la Comisión de Control de Doping de la CBF y también de la FIFA a SporTV de Brasil.

Pero, ¿cuál es la diferencia entre un resultado analítico adverso (dar positivo) y un dopaje? En el primer caso, que es por el que está pasando Guerrero, la Agencia Mundial contra el Dopaje (WADA) la define como “la presencia de una sustancia prohibida o sus metabolitos (productos derivados) o marcadores que evidencia el uso de métodos prohibidos”.

“Recibí en mi e-mail particular la información, pero aún no debemos estar hablando de la sustancia y el por qué. El jugador todavía tiene derecho de defensa, de mostrar lo que es la sustancia. La información que tengo segura es que el jugador tuvo el resultado positivo en el partido contra Argentina y, por el momento, la información que me ha pasado es que tiene que ver con una medicación tomada en la selección peruana”, agregó Solera en conversación con ESPN Brasil

“Me reuní con el Flamengo, lo hice hoy (viernes) por la mañana, y la información que tenemos es que el resultado analítico adverso de Guerrero es un medicamento administrado en la selección peruana, el jugador habló de eso conmigo, el médico de Flamengo también, pero todavía no he visto el resultado. Él dijo que estaba con una gripe muy fuerte y se le administró ese tipo de medicamento, esa información vino del jugador y es fruto de la conversación que tuve con él y con Flamengo”, agregó.

Tal como describe Solera en su declaración, el resultado analítico adversa no conlleva inmediatamente un doping, ya que el jugador puede pedir el análisis de la muestra B o justificar con un certificado médico el uso de la sustancia prohibida que apareció en la muestra de orina, en este caso una sustancia estimulante. Si estos dos procesos no son favorables se considera dopaje.

Ahora que se confirmó el resultado analítico adverso de Paolo Guerrero, lo más probable es que se le aplique un castigo provisorio y se pierda el repechaje ante Nueva Zelanda, a disputarse el 11 y 15 de noviembre, en tierras oceánicas primero y luego en Lima. Luego, se iniciará la investigación correspondiente para ver si el delantero salva con la contramuestra o finalmente se confirma un doping que le llevará un duro castigo.

Fuente: El Gráfico Chile.