Una alerta internacional de inteligencia fue clave para que el Servicio Nacional de Aduanas descubriera en Puerto Angamos un cargamento de casi 9 mil juguetes falsos de contrabando, además de otras 26 mil unidades de productos navideños y de otros tipos.

En un trabajo coordinado entre la Unidad de Análisis de Riesgo (UAR) de la Aduana Regional de Antofagasta y la Oficina Regional de Enlace de Inteligencia (RILO) Sudamérica –que permite el intercambio de información entre las Aduanas de todo el mundo-, se identificó un contenedor sospechoso de 20 pies proveniente desde el puerto chino de Ningbo.

Una vez arribado a Antofagasta el embarque fue revisado por fiscalizadores aduaneros, quienes descubrieron que en tres cuartos del contenedor venían cargas sin declarar, es decir, de contrabando.

Se contabilizaron 8.668 juguetes falsos de 74 tipos diferentes que imitaban a reconocidas marcas y licencias infantiles, como Cars, Spiderman, Minecraft, Mario Bros, Pokemon, Yokai, Batman, Transformer y Paw Patrol, entre otros. Estas mercancías fueron valorizadas en más de US$ 21.000

Adicionalmente, se identificaron otras 26.432 unidades de productos sin declarar tan diversos como árboles y adornos de navidad, flores artificiales, artículos de escritorio,  velas led, loza, parlantes usb y ventiladores, entre otros. Todo esto fue avaluado en otros US$ 23.000.

El Director de la Aduana de Antofagasta, Braulio Cubillos, enfatizó el trabajo de inteligencia que hay detrás de este exitoso procedimiento y el rol de protección de la salud y el comercio justo que ejerce el Servicio.

Cubillos agregó que “se trataba de juguetes sin certificación y con partes y piezas pequeñas que pueden poner en riesgo la salud de menores de edad, por lo tanto, además de lo relativo a evitar la evasión fiscal por el contrabando y resguardar la propiedad intelectual, evitamos la comercialización de artículos que son un peligro para los niños y que tenían como destino ser ofertados en forma previa a las fiestas navideñas”.