Colo Colo volvió este martes a los entrenamientos y lo hizo con la mente puesta en dos frentes: en el partido ante Unión Española, a disputarse el domingo a las 18:00 horas, y en el Tribunal de Disciplina de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP).

Es que, pese a la importancia que tendrá el encuentro ante los hispanos, la expulsión sufrida por Esteban Paredes el pasado fin de semana ante Deportes Temuco es la principal preocupación que tienen por estos días en los albos. El delantero vio la roja por reclamos tras un penal que le cobraron a los temuquenses y el informe del árbitro César Deischler fue lapidario, revelando los insultos que le propinó al momento que lo echa de la cancha.

Con el escrito presentado por el juez del compromiso, el Tanque arriesga entre dos a cinco fechas de castigo, según las bases de la ANFP, y por lo mismo irá este martes junto al abogado de Blanco y Negro, Jorge Carrasco, al Tribunal de Disciplina para defenderse y así buscar la mínima sanción para que no se pierda la infartante recta final del Torneo de Transición.

En lo futbolístico, el técnico Pablo Guede ya comenzó a probar variantes para suplir a los suspendidos y lesionados, donde, además de Paredes, tiene como bajas a Fernando Meza, Benjamín Berríos y Matías Zaldivia.

Por eso, con este panorama, los mayores cambios que tendrá que realizar el argentino serán en defensa. Ahí, en el entrenamiento de este martes, el DT utilizó a Campos para suplir al suspendido Zaldivia y retrasó a Baeza a la zaga para utilizar el puesto del lesionado Meza. Con estos movimientos, también se vio en la obligación de modificar el mediocampo e ingresó Jorge Araya para las labores de corte.

La formación que probó Guede en Colo Colo para el encuentro ante el líder Unión Española, a disputarse el próximo domingo a las 18:00 horas, fue con: Agustín Orión; Campos, Julio Barroso, Baeza; Óscar Opazo, Jaime Valdés, Araya, Gabriel Suazo; Jorge Valdivia; Iván Morales y Rivero.

Fuente: El Gráfico Chile.