Claudio Bravo puso en duda su continuidad en la Selección Chilena, luego que la Roja no pudiera clasificar al Mundial de Rusia 2018.

“Me pasan mil cosas por la cabeza. Es el momento de estar tranquilo y analizar todo lo que pasó fechas atrás. No supimos abrochar esto. No se puede perder lo que hicimos por todo este tiempo. Me voy a tomar un momento para pensar. Llevamos mucho tiempo acá y cuatro años más es un desgaste tremendo. Pero lo voy a decidir con calma. Lo hablaré en casa con las personas importantes”, señaló.

Sobre lo mismo, agregó que “tengo una sensación de mierda. De llegar a esta instancia. La complicamos nosotros y nos pusimos en aprietos. Debimos abrocharlo hace rato y no la hicimos”.

El capitán también tuvo palabras para la salida de Juan Antonio Pizzi, quien no dudó en asegurar que no seguirá en la banca nacional.

“Son cosas duras, parte del momento. Pizzi había dicho que si no clasificaba al Mundial se iba. Esto traen las derrotas. Esto tiene que continuar con otro técnico y otros jugadores. Los que van a estar tienen que sacar esto adelante”.

Al cerrar, Bravo no descartó hablar de los dichos de su esposa en Instagram, sentenciando que “es su punto de vista. Las cosas nosotros las hablamos acá adentro. No es el momento de hacer noticia de esto. Que cada uno se ponga el sombrero. Un comentario no te genera un quiebre en el camarín, en todo caso”.

Fuente: 24horas.cl.