Chile necesitaba hacer un partido aplicado en el Allianz Arena de Sao Paulo para conseguir el empate ante Brasil que le diera la posibilidad de jugar el Mundial de Rusia 2018. Y en el primer tiempo, esa idea se cumplió casi al pie de la letra, pues la “Roja” se dedicó a corretear a los jugadores de la “Verdeamarela” para evitar que se acercaran al arco de Claudio Bravo. Pero en el segundo fue una pesadilla, el mejor equipo del mundo ganó 3-0 y quedamos fuera de todo.

Con una entrega notable de todos, incluidos un Alexis Sánchez que a veces fue casi lateral izquierdo y un Jorge Valdivia que por momentos se vistió de Arturo Vidal, la selección nacional planteó un encuentro cerrado. Pese a ello, el “Scratch” igual se las arregló para meter miedo.

A los 16 minutos, tras un error en la salida de Gonzalo Jara, Neymar quedó mano a mano, pero el capitán criollo estuvo espectacular para salvar con las pies. A los 38’ llegó la otra clara del local en la fracción inicial, pero nuevamente el arquero del Manchester City estuvo sólido para embolsar un cabezazo de Gabriel Jesus.

Antes del pitazo del venezolano Roddy Zambrano para ir al descanso, Philippe Coutinho y Neymar fueron amonestados. Hasta ese momento, se sacaba adelante la tarea en tierras brasileñas, pero todavía quedaba mucho.

Baile de Brasil

El segundo tiempo empezó con una mala noticia. Charles Aránguiz, duda hasta último minuto, tuvo que salir y fue reemplazado por Erick Pulgar.

Y a los 54’, se derrumbó el dispositivo chileno. Tras un tiro libre de Dani Alves, Bravo dio rebote y la pelota le quedó servida a Paulinho, quien abrió la cuenta.

La “Roja” todavía no se recuperaba del golpe y llegó otro balde de agua fría. A los 56’, la zaga criolla quedó mal parada, Neymar se la cedió a Gabriel Jesus y este último sólo tuvo que empujarla para el 2-0.

Juan Antonio Pizzi tuvo que mover las piezas con lo que tenía y dispuso el ingreso de Edson Puch por José Pedro Fuenzalida y Esteban Paredes por Pablo Hernández. A los 76’, Gary Medel tuvo el descuento con un cabezazo, pero lo mandó elevado, aunque de todas formas estaba adelantado.

En la última Bravo fue a buscar el gol y en la contra llegó el tercero de Gabriel Jesus. Ahora la Genetación Dorada se tendrá que conformar con ver el Mundial por televisión. Fuente: El Gráfico Chile.