El volante chileno Arturo Vidal vivió un complejo compromiso en la victoria de la Roja 2-1 frente a Ecuador, y sobre todo cuando a los 60 minutos de partido el juez Sandro Ricci lo sancionó con tarjeta amarilla por un supuesto golpe a un rival, luego de disputar un balón en el aire con el brazo en alto.

Con esa cartulina, el futbolista del Bayern Munich quedó sancionado para el vital encuentro ante Brasil del próximo 10 de octubre (20:30 horas) por acumulación de amarillas, y su cara de su frustración al ser amonestado fue suficiente para saber lo mucho que le dolió esa sanción.

Pese a eso, y según indicaron a El Gráfico Chile desde la ANFP, el organismo del fútbol chileno buscará apelar la sanción al mediocampista, con un escrito formal que le enviaron a la Conmebol este viernes. La idea que tienen en Quilin es que el jugador viaje con ellos a Sao Paulo este sábado para preparar el duelo ante el Scratch, y si la respuesta es positiva, Celia se incorporará de inmediato al once estelar.

En base a lo confidenciado desde la Selección, la intención de Vidal es acompañar a sus compañeros de equipo como sea, y también en la Roja quieren que el futbolista de 30 años esté presente como sea con ellos en Sao Paulo. Para eso, el chileno deberá negociar con el Bayern la extensión de su estadía con la Selección, dado que al ser sancionado debería volver de inmediato a sumarse a las prácticas del nuevo técnico Jupp Heynckes.

“Estamos todos contentos y motivados por lo que pueda hacer esta selección y Arturo (Vidal), por su parte, quiere ir a acompañar a sus compañeros y eso refleja el espíritu de sus compañeros”, aseguró tras el partido el presidente Arturo Salah.

La Roja tendrá tarde libre de entrenamientos este jueves en Juan Pinto Durán, y volverá a los trabajos este sábado durante la mañana. Luego de eso, los seleccionados chilenos tienen viaje a Brasil desde Santiago, las 16:30 horas.

Fuente: El Gráfico Chile.