La Policía de Investigaciones de Iquique, en un trabajo mancomunado con la Fiscalía de Alto Hospicio (AH), iniciaron una investigación basada en el análisis criminal y de inteligencia policial, con el objetivo de relacionar el homicidio de la víctima, con una organización delictual asociada al tráfico ilícito de drogas.

Conforme a lo anterior, se dio cumplimiento tanto a órdenes de detención y órdenes de entrada y registro de domicilio respectivamente, autorizadas por el Juzgado de Garantía de AH, con la finalidad de reunir evidencias que tuvieran relación con el delito del homicidio investigado.

En dicho operativo, se allanaron 12 domicilios de Iquique y de la comuna de AH, incautándose cinco armas de fuego; munición; droga (cannabis prensada, cocaína base, clorhidrato de cocaína), artículos para dosificar y comercializarla, dinero en efectivo, entre otras especies. Resultando detenidas 11 personas, todas de sexo masculino, 10 de ellos de nacionalidad colombiana y un chileno.

Trabajo en el sitio del suceso

El Jefe de la Brigada de Homicidios, Subprefecto Claudio Ramos, indicó que “en el lugar del homicidio, se recopilaron evidencias de tipo balística y otras de interés criminalístico, -con las cuales- mediante el análisis criminal y el cruce de información con la Unidad de Antinarcóticos, permitieron determinar que este hecho sumado a la investigación que ellos llevaban de esta organización, estaban relacionados”.

Agregando que, “posteriormente, se remitieron evidencias al LACRIM, vinculadas entre el sitio del suceso y uno de los lugares a los cuales se accedió en el masivo operativo, específicamente, una cuerda, cuyas características y composición presentan coincidencia que permiten inferir que se trata de un mismo elemento”.

Finalmente, Ramos indicó que “estamos a la espera de los resultados de las pericias de tipo biológicas, los cuales deberían sustentar más aún, la conexión entre la muerte de Rosalva con esta organización”

Formalización

La audiencia, realizada el pasado viernes 29 de septiembre, determinó la prisión preventiva para ocho miembros de una organización delictual dedicada al tráfico de drogas, denominada “La Familia”, vinculados con el homicidio de la ciudadana boliviana Rosalva Gómez Bejarano, cuyo cuerpo fue encontrado el 29 de agosto pasado en el zigzag de Alto Hospicio y la desaparición de su pareja, Edwin Montaño García, alias “El Pollo”.

Otros tres sujetos, fueron detenidos el lunes pasado con armas y droga durante un procedimiento policial, quienes también quedaron privados de libertad.

En la formalización, la Fiscal a cargo del caso, Virginia Aravena, indicó que el imputado conocido como “tío Sam”, era el jefe operativo de la organización, mientras que los otros imputados cumplían funciones de sicariato, de traslado y de guardar las armas, entre otras actividades.

La Fiscal, explicó que la banda investigada por la Policía de Investigaciones de Iquique hace varios meses, mantenía rencillas con otra organización también dedicada al tráfico de drogas y a la que pertenecía Edwin Montaño, conocido como “el Pollo”, por lo que habrían decidido darle muerte. Incluso, a comienzos de julio ya lo habían secuestrado, logrando éste último huir.

Durante la audiencia, Aravena exhibió algunos audios de interceptaciones telefónicas que daban cuenta cuando el 28 de agosto los imputados se ponían de acuerdo para buscar armas y llevar engañado al “Pollo” hasta las tomas Naciones Unidas, ubicadas en el sector el Boro, Alto Hospicio, donde la banda tiene varios domicilios. Sin embargo, cuando logran subirlo a un taxi, se dan cuenta que iba acompañado de Rosalva Gómez, lo que queda de manifiesto en un audio en el que indican que Edwin Montaño se subió al auto junto a su pareja.

Los llevan hasta las tomas donde habrían dado muerte al “Pollo” -a quien sus familiares no han vuelto a ver desde esa fecha-, y posteriormente los imputados se comunican para decidir qué hacer con la mujer, a quien mantenían en un local de las tomas llamado “Burguer Khing”, amarrada de pies y manos, decidiendo llevarla hasta el zigzag de bajada de Alto Hospicio, donde le dan muerte de un balazo. La fiscal señaló que el mismo cordel encontrado amarrado en una de las manos de la fallecida, se ubicó en el local “Burguer Khing”, lo que fue confirmado por una pericia del LACRIM, de la PDI de Iquique.

La Fiscal Aravena dio cuenta de cómo las conversaciones interceptadas, los horarios de las mismas y la ubicación de las antenas de los celulares, coinciden con la hora de muerte de la víctima, con las imágenes de los vehículos de la organización bajando y subiendo a Alto Hospicio, y con la evidencia encontrada en el sitio donde dieron muerte a la mujer.

Por todos estos hechos, la Fiscal formalizó a seis de los imputados como autores de los delitos de homicidio calificado de Gómez Bejarano, y a ocho de ellos por formar parte de una asociación ilícita. Además, otros tres detenidos el día del procedimiento policial de entrada y registro a doce domicilios de Iquique y Alto Hospicio, fueron formalizados por los delitos de tráfico de drogas y tenencia ilegal de armas de fuego.

Para 10 imputados, la Fiscalía solicitó la prisión preventiva y para un menor de edad, la internación provisoria, ya que su libertad sería un peligro para la seguridad de la sociedad y, pese a la oposición de los defensores y tras seis horas de audiencia, tal petición fue acogida por el magistrado de Alto Hospicio, Carlos Perasso.

La investigación que lleva adelante la Fiscalía de Alto Hospicio y la Brigada de Homicidios junto a otras unidades de la PDI, tiene un plazo de 150 días.

(Fuente: Fiscalía Regional de Tarapacá)

Operativo

“Fuerzas Unidas” tuvo un despliegue de 180 funcionarios policiales de todas las Unidades pertenecientes a la I Región Policial de Tarapacá, y contó con la colaboración de las Brigadas de la Prefectura Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado Norte (Preanconor).