En el marco de la implementación del nuevo modelo de carga y descarga al interior de la Zona Franca de Iquique, ZOFRI S.A., cumpliendo con el compromiso asumido en la mesa público privada que conforman cargadores, usuarios, Dirección del Trabajo y la Administración del sistema, entregó en comodato una oficina a la empresa Cargadores Históricos SPA. Además, está renovando las actuales oficinas del Sindicato de Cargadores. Esto se suma a la asesoría integral que ZOFRI S.A. dispuso, para que colabore en la gestación y operación de las empresas.

En este contexto, el Gerente General de ZOFRI S.A., Rodolfo Prat Díaz, mostró su satisfacción por estos hitos, señalando que “esperamos, sinceramente, que este nuevo paso siga construyendo de forma sólida las bases de lo que será su entrada en vigencia. Para ese propósito estamos trabajando y aportando desde nuestros respectivos espacios”.

Valoró también la tarea y rol cumplidos por los empresarios de ZOFRI así como de la Dirección del Trabajo para posibilitar la puesta en funcionamiento de este modelo.

Para el Director del Trabajo, Víctor Inostroza, ésta es una oportunidad para que los cargadores alcancen sus objetivos. “Son logros trascendentes para ellos, ya que podrán comenzar a ordenar sus labores y así obtener los resultados que proyectan para sus socios. Ha sido un trabajo de largo aliento con todos los actores involucrados”, señaló la autoridad.

Cargadores

Los cagadores se mostraron agradecidos y contentos con lo alcanzado hasta ahora. Para Danilo Labra, líder del Sindicato de Cargadores, “esto es muy importante. Hay un esfuerzo detrás de muchos trabajadores que están esperanzados en que esto funcione. Hemos consultado a diversos personeros, especialistas, quienes nos han mostrado que están las condiciones objetivas para que finalmente esto tenga resultados beneficiosos para todos”.

Para Sergio Ramírez, director de la la empresa Cargadores Históricos SPA, significa un importante avance. “Queremos agradecer por este espacio, ya que para nosotros será como estar en casa. Antes nuestra casa eran los camiones, la calle o el lugar donde almorzábamos. Ahora ya tenemos donde guardar nuestra documentación y un lugar físico donde nuestra gente pueda venir. Queremos continuar en la misma senda y para ello vamos a tratar de cumplir los acuerdos que se han tomado, ya que somos respetuosos de lo que se ha conversado en la mesa”, destacó.