Poco tiempo parece quedarle a Alexis Sánchez en el Arsenal, club en el que termina contrato a final de año y que poco podrá hacer ante las ofertas de gigantes de Europa que apetecen los goles del chileno, con el Manchester City y el PSG como principales interesados desde hace un tiempo.

La carrera por el delantero parecía corrida cuando los Ciudadanos estuvieron a punto de sellar su fichaje, sin embargo, la confusión y el frustrado fichaje de Thomas Lemar en Arsenal frenaron todo, abriendo las posibilidades de que los franceses contraataquen.

Los parisinos no esperaron hasta diciembre para ofertar, ya que según El Mercurio habrían puesto 10 millones de eurossobre la mesa como adelanto, sólo para asegurar un compromiso de compra con el agente del tocopillano, sin mediar los riesgos de lesión o de baja de rendimiento del jugador en el semestre.

Las versiones de prensa desde Francia también indican que el término de contrato de Alexis con los Gunners le viene “de perilla” al cuadro francés, que acosado con el fair play financiero por las compras de Neymar y Mbbapé, deberá usar el dinero del dueño, Nasser Al-Khelaïfi, con criterio e ingenio para no ser acusados de comprar fuera del límite.

La última razón que impulsaría la transacción tiene que ver con la interna del club, donde Sánchez sería recibido con alfombra roja por el grupo que encabeza Neymar y que tiene a su amigo Dani Alves como escudero, en medio de las polémicas por luchas de ego en que los brasileños se han visto enfrentados con el uruguayo Edinson Cavani.

Fuente: El Gráfico Chile.