Como una hermosa experiencia y un lejano logro alcanzado, fue el resultado de la visita efectuada por una delegación de funcionarios de Gendarmería, que visitaron y conocieron de cerca el Buque Escuela Esmeralda, que permaneció en el puerto de Iquique, para participar de los festejos de fiestas patrias.

La actividad fue coordinada por el teniente coronel, Luis González Báez, logrando un cupo de 20 funcionarios tanto del CP de Hospicio, como de la dirección regional, conocieran la embarcación, ello gracias a las facilidades que entregó la Armada, a través de la Cuarta Zona Naval, permitiendo que diversas instituciones y colegios de la ciudad, pudieran visitar el buque escuela.

La delegación penitenciaria tuvo como guía al subteniente, Hugo Sepúlveda, quien con amabilidad, dio a conocer cada una de las labores y funciones que cumple la tripulación durante los períodos de navegación. Además, de las instrucciones que reciben mientras dura la travesía, las clases y conocimientos que son impartidos en el período de viaje.

La mayoría de los componentes de Gendarmería, solo conocía el buque escuela por fotografía o porque tuvieron la posibilidad de verlo a la distancia, pero nunca estar a bordo. Para el cabo primero, Alejandro San Martín, fue una experiencia interesante. “Me imaginaba el trabajo que cumplen su tripulación, además, se ve el sacrificio de la gente de mar, que debe estar cinco o seis meses, fuera de sus casas y lejos de sus familiares. La visita fue muy enriquecedora y agradezco la oportunidad que me dieron de estar abordo”, dijo.

Mientras que la sargento, Mahity Zúñiga, resaltó el estar a bordo del buque escuela. “La visita al buque Esmeralda fue atractivo, me encantó y que genial que el mundo conozca de nuestro país, además, me imagino que ellos se enorgullecen hablar de las historias de Chile en otros países, maravilloso”, apuntó.

Para el habilitado regional, Rodolfo Aguilar, tenía otra visión del buque. “Pensaba que era más grande, siempre vi la Esmeralda desde lejos, nunca había estado a bordo, considero que es una bonita experiencia y es un tema más de qué contar a mis hijos”.

El buque escuela cumple con este nuevo crucero de instrucción que abarcó Estados Unidos, parte del Caribe, Colombia y el regreso a Chile, siendo Iquique el primer puerto nacional que recaló para pasar las fiestas patrias, cumpliendo con cinco meses de navegación.