El presidente estadounidense, Donald Trump, observó este lunes un minuto de silencio en la Casa Blanca para marcar el 16º aniversario de los atentados del 11 de setiembre de 2001.

Rodeados de numerosos colaboradores, bajo un cielo azul, Donald y Melania Trump recordaron en silencio en los jardines de la casa gubernamental la hora -08H46 (12H46 GMT)- en que el primer avión comercial secuestrado por Al Qaida fue estrellado contra una de las dos torres del World Trade Center (WTC) neoyorquino.

En total, fueron secuestrados cuatro aviones que fueron usados para atacar el WTC y el Pentágono.

El cuarto aparato se estrelló en un campo de Pensilvania.

En los ataques, los más mortíferos cometidos en suelo estadounidense, murieron 2.997 personas, hundiendo a Estados Unidos en una serie de guerras contra grupos islámicos.