Respecto de la causa SQM en la que, después de 2 años y medio, el fiscal Pablo Gómez ha solicitado audiencia para formalizarme por un supuesto delito tributario, la que fue fijada para el próximo 16 de agosto, declaro a la opinión pública lo siguiente:

El miércoles último, como fue ampliamente difundido por todos los medios de comunicación, y habiendo esperado durante tanto tiempo un pronunciamiento por parte de la Fiscalía, decidí pedir públicamente al Fiscal Nacional Jorge Abott y al fiscal Gómez que pusieran término a esta investigación o derechamente solicitaran mi desafuero judicial, a objeto que sea un tribunal independiente quien se pronuncie definitivamente sobre mi completa  inocencia en estos hechos.

La Fiscalía una vez más no sólo no solicitó mi desafuero, sino que espera que concurra a una audiencia de formalización que se realizará a sólo 3 meses de las elecciones.

Quiero decirlo claramente desde el primer día, para que no se especule con el tema:

NO VOY A ASISTIR a la audiencia de formalización.

No es un capricho, ni estoy haciendo uso de un privilegio. Lo decidí porque la ley no permite que en esa instancia yo pueda discutir la pertinencia de la solicitud de la Fiscalía, ni de las imputaciones que se me formulen en ella.

La Fiscalía quiso que esto llegara a este límite, no yo.

La única opción que tengo a estas alturas para demostrar mi inocencia es la audiencia de desafuero ante el pleno de ministros de la Corte de Apelaciones.

Estoy convencido de mi más absoluta inocencia.

Por lo tanto, mantengo mi postura inicial y reitero al Ministerio Público que solicite formalmente mi desafuero al más breve plazo.

Quiero que sean los Tribunales de Justicia, un órgano jurisdiccional independiente, y no una instancia meramente administrativa, los que tomen la decisión, porque no confío en la imparcialidad ni objetividad de la Fiscalía.

Yo no voy a negociar; como lo han hecho algunos. Ni por estar próximo a una campaña senatorial a la que debo dedicarme por entero, ni por un beneficio político.

Yo no voy a llegar a acuerdos, porque los inocentes no llegamos a acuerdos.

Fulvio Rossi Ciocca

Senador de la República