La selección chilena volvió a los entrenamientos este lunes en Moscú luego del trabajado triunfo 2-0 sobre Camerún en el arranque de la Copa Confederaciones, y lo hizo con dos grandes novedades.

El equipo que dirige Juan Antonio Pizzi comenzó a preparar el duelo de este jueves (14:00 horas) frente a Alemania. Según informó radio Cooperativa, solo los jugadores que no tuvieron acción ante los africanos hicieron fútbol en la cancha del FC Strogino de la capital rusa

Además, junto a ellos también trabajaron en cancha el capitán Claudio Bravo, quien sigue en duda para el choque ante los germanos y el delantero Alexis Sánchez quien hizo fútbol pese a que terminó con el tobillo inflamado.

En tanto, los que jugaron ante los Leones Indomables se quedaron en el gimnasio del hotel realizando trabajo regenerativo.

Fuente: El Gráfico Chile.