El Papa Francisco confirmó su primera visita a Chile, quedando fijada para enero del año 2018, específicamente entre el 15 y 18 del mes.

De acuerdo al anuncio entregado por las principales autoridades de la Conferencia Episcopal del país, el Sumo Pontífice visitará las ciudades de Santiago, Temuco e Iquique, para luego dirigirse a Lima, Puerto Maldonado y Trujillo, en Perú.

Ricardo Ezzati, arzobispo de Santiago, valoró la noticia, argumentando que “su mensaje le hará muy bien a la Iglesia y a todo el país”.

Por su parte, monseñor Fernando Ramos, secretario general de la Conferencia Episcopal, indicó que el Gobierno ya está al tanto del hecho, por lo que se inician las gestiones para preparar la recepción de la figura.

La Cancillería nacional destacó el suceso, enfatizando que “la llegada del Santo Padre tendrá una significación especial para nuestro país ya que nació en la vecina República de Argentina, es el primer Papa latinoamericano, y además vivió y estudió en Chile, por lo que conoce muy de cerca nuestra realidad”.

Esta será la segunda ocasión en que un Papa visita el territorio nacional, luego de que Juan Pablo II hiciera lo propio, en 1987.

En dicha ocasión, el fallecido pontífice estuvo entre el 1 y 6 de abril, registrando pasos por Santiago, Valparaíso, Punta Arenas, Puerto Montt, Concepción, Temuco, Coquimbo y Antofagasta.

La instancia estuvo marcada por el recordado encuentro con el dictador Augusto Pinochet junto al discurso en el Estadio Nacional con la frase “no tengais miedo, de mirarlo a él”.