El general en retiro Juan Emilio Cheyre, acusado de ser cómplice en el caso Caravana de la Muerte y denunciado por torturas por un ex preso político, se refirió a las imputaciones aclarando: “Yo no he cometido ningún delito ¡Jamás!”.

“Mi hoja de vida es intachable. Si hubiera tenido una reserva mental de haber estado comprometido directa o indirectamente en un hecho de derechos humanos, no habría aceptado ser comandante en Jefe del Ejército. Yo no he cometido ningún delito ¡Jamás!”, afirmó en conversación con el diario El Día.

Tras esto aclaró que “no he estado vinculado con ninguno de los episodios que se mencionan. Me han investigado por 40 y tantos años y en profundidad, más de 25 años. Lo mismo que publican algunos periodistas hoy de mi participación en la Caravana (de la Muerte), donde no tuve ninguna participación, se decía cuando yo era comandante en jefe o antes”.

“Esto lo conversé con todas las autoridades. Di cuenta de mis hechos. Me investigaron en ese tiempo y posteriormente. Nunca han encontrado nada y yo no encuentro nada en mi vida que me vincule a la violación de los derechos humanos. Le repito, si lo hubiera encontrado, no habría aceptado ningún cargo. Yo no he cometido ningún delito. Le digo más, con la misma sinceridad que estamos hablando, puse con mucho costo la verdad por delante para terminar con la impunidad”, afirmó.

Y continuó recalcando: “Jamás en mi vida ni siquiera he tenido una pelea a combos con nadie. Detesto la violencia, ni uso la violencia. Nunca la he usado, ni de palabra, ni de hecho. Se ha caricaturizado con respecto a mi vida y eso es un hecho que es muy doloroso”.

Sobre la denuncia de un ex preso político, Nicolás Barrantes, por torturas mientras estuvo en el Regimiento de La Serena por la Caravana de la Muerte, Cheyre respondió que “no descarto que lo hayan torturado, por qué lo voy a descartar y me duele mucho que haya sufrido en los 10 días de Ovalle, en los 40 días de la cárcel y estuvo solamente, según él, una hora y media en el regimiento”.

“Lo que yo descarto es que en esa hora y media estuviese ahí porque el mismo diario dice que no estuve ahí. Lo que me llama la atención es que en toda estas declaraciones haya una verdadera caricatura, que es contraria a toda la gente de La Serena que trabajó conmigo y dice como era”, prosiguió.

“Nunca más”
En 2004, mientras era comandante en jefe del Ejército, el general Cheyre hizo un gesto inédito que fue valorado y cuestionados al mismo tiempo: Se refirió a la violación de los derechos humanos durante la dictadura, prometiendo hacer los “esfuerzos concretos para que nunca más vuelvan a repetirse”.

“Actué para que en Chile no hubiera impunidad, para que tuviera reconciliación, paz y para que el Ejército volviera a ser querido y respetado por todos los chilenos y eso se reconoció. Y eso es lo que algunos pocos, pero muy activos no aceptan”, explicó al mismo tiempo que aclaró que no lo hizo por obtener algo cambio.

Fuente: Cooperativa.