La selección de Rusia se impuso por 2-0 a Nueva Zelanda en un partido que se jugó en San Petersburgo y que marcó el inicio de la Copa Confederaciones 2017.

El elenco local fue superior de principio a fin ante su gente, y desde el comienzo controló las acciones y avisó en dos oportunidades en los primeros minutos, pero la zaga de los ‘All White’ logró sacar la pelota desde la línea.

Por su parte, los kiwis intentaban hacer daño con el hijo de padre chileno Marco Rojas comandando el ataque, pero sin ninguna profundidad para inquietar a Igor Akinfeev.

Pero a los 31′ la paridad se rompió luego que Denis Glushakov se fuera en demanda del arco y su remate lo desviara Michael Boxall sobre la línea.

En el complemento la situación siguió siendo similar y los rusos buscaron por todos lados estirar la distancia, pero el arquero Stefan Marinovic contuvo al menos tres chances clarísimas de convertir.

Sin embargo, luego de una lucida jugada colectiva, el delantero Fedor Smolov (69′) definió en la boca del arco el 2-0 que a la postre sería el resultado definitivo.

Nueva Zelanda sólo mostró un rendimiento aceptable en el tramo final del cotejo, donde estuvo cerca de convertir en dos ocasiones, pero en la primera Akinfeev desvió un remate de Ryan Thomas y segundos después Yury Zhirkov salvó en la línea un potente cabezazo de Tommy Smith.

De esta forma, Rusia comenzó con el pie derecho su participación en la Confederaciones, donde espera, a lo menos, avanzar de ronda junto a su público.

Fuente: 24horas.cl.