La Intendente Regional de Tarapacá, Claudia Rojas, y el director regional de la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, Álvaro Hormazábal, encabezaron el lanzamiento del Simulacro de Evacuación por Terremoto y Tsunami del borde costero de la región de Tarapacá, iniciativa que espera movilizar a 92.000 habitantes el próximo 15 de junio.

La actividad de lanzamiento contó con la participación de diversas autoridades regionales e integrantes del Sistema de Protección Civil de Tarapacá, oportunidad en que se realizó un llamado a la comunidad a participar del evento de simulación de la emergencia.

La Intendenta Claudia Rojas señaló que “si queremos ser un Tarapacá Seguro tenemos que estar capacitados, preparados para poder enfrentar algún desastre, por lo que este simulacro está dirigido a toda la población del borde costero de Tarapacá, donde se estima una participación de cerca de 92 mil personas. Todos tenemos que estar muy involucrados en lo que esto significa, porque la única forma de estar preparados es ejercitándonos”.

La primera autoridad regional agregó que “como Gobierno Regional nos pusimos esta meta (de realizar un simulacro) frente a la realidad geográfica y sísmica que enfrentamos como región y país, y el único camino es enfrentarla y ser los mejores en este ámbito. Como región estamos bien preparados y queremos seguir ejercitándonos para seguir estándolo.”

Álvaro Hormazábal, director de ONEMI Tarapacá, realizó una invitación “a la comunidad a participar de forma activa en el ejercicio de simulacro, ya que estas son las instancias que permiten entregar a la comunidad una cultura preventiva y de autocuidado, como además de poner a prueba los planes de emergencias de las empresas, el Plan Familia Preparada en la comunidad y en los establecimientos educacionales el Plan Integral de Seguridad Escolar (PISE). Estas son herramientas que nos permiten tener una comunidad organizada y preventiva”.

El ejercicio tiene por objetivos fomentar una cultura preventiva y de autocuidado, buscando involucrar a distintos actores de la comunidad y mejorar los tiempos de respuesta frente a una posible emergencia.