Un ataque informático afectó este viernes a la oficinas centrales de Telefónica en España. La compañía ordenó apagar todos los computadores de su sede en Madrid hasta controlar el problema, afectando el normal funcionamiento de su gestión a nivel mundial.

Un comunicado de la empresa indicó que se trata de un incidente de ciberseguridad que ha afectado a la red corporativa interna y que el apagado de PCs responde al protocolo de seguridad. Hasta el momento no se reportan daños a usuarios.

Movistar Chile, filial del holding ibérico, también ha dado cuenta de problemas en sus oficinas de atención, donde han tenido que detener temporalmente el funcionamiento de ordenadores y negar la prestación o contratación de servicios. Similares situaciones se confirmaron en Argentina Y Venezuela.

Fuentes de la compañía señalaron a Radio Bío Bío que se realiza una reunión preventiva con la gerencia de Movistar en Chile. Indicaron que a nivel latinoamericano no se presentan mayores inconvenientes. Aseguran, también, que este problema es interno y no afecta a los clientes.

Rescate en Bitcoins
Según fuentes de la empresa, el mensaje que aparecía al tratar de usar normalmente el sistema interno de la compañía exigía a Telefónica un pago en bitcoins para liberar el sistema.

Se desconoce de momento el daño que se pueda haber provocado a la compañía y los archivos que fueron afectados.

Explicación del ataque
Daniel Torres, experto en ciberseguridad, que se desempeña en la forestal Masisa evitando este tipo de ataques, explicó a BioBioChile que la situación se trata de un ransomware, que es distinto y funciona de manera diferente a un virus, encriptando archivos que luego de un pago pueden ser liberados.

De no pagar dentro del plazo que se otorga, el valor se encarece o los archivos se pierden, a excepción de que sea un ransomware antiguo que ya tenga solución, pero este no sería el caso, dijo Torres.

Al experto le pareció extraño que se reportaran problemas en Chile y otros países latinoamericanos, pues asegura que estos daños afectan redes limitadas, dependiendo del acceso del computador por el que ingresó el ransomware, por lo que no descarta un ataque coordinado.

Fuente: biobiochile.cl.