Determinante será la jornada que vivirán los directivos de Colo Colo este jueves pues se define quién dirigirá a la sociedad anónima hasta 2019. La continuidad de Aníbal Mosa en la presidencia está en duda siendo el nombre de Jaime Pizarro el que toma mayor fuerza.

Pasado el mediodía y tras la junta de accionistas, el directorio de ByN conformado por Aníbal Mosa, Pablo Morales, Paul Fontaine (apoyo a Mosa), Leonidas Vial, Leonardo Battaglia, Alfonso Gómez, Jaime Pizarro (representan al accionista Hernán Levy), Pablo Acchiardi y Paloma Norambuena (de la corporación Club Social y Deportivo Colo Colo), comenzará a resolver la situación.

El actual timonel ‘Albo’ necesita cinco votos para obtener la mayoría y pese a que hasta algunos días parecía tener considerable apoyo, un quiebre con Leonidas Vial restaría el respaldo del bloque vinculado con Hernán Levy .

Según revela El Mercurio las diferencias entre Mosa y Vial se originaron a raíz del contrato del meta Paulo Garcés, gestión que el actual presidente habría realizado a espaldas del directorio para “acordar un contrato muy ventajoso económicamente para el arquero, por tres años, con un incremento anual de su sueldo“, explicó una fuente directiva.

El contrato con el ‘Halcón’ estaría firmado desde comienzos de abril y le costaría un millón de dólares al club, ‘jugada’ de Mosa que los directivos no logran entender muy bien, debido a que en esos mismos días evaluaba vender su paquete accionario a inversionistas chinos.

Esta situación -y otras similares- habría terminado por restarle apoyo a Mosa y entregarle mayor protagonismo a la candidatura del ‘Káiser’ Jaime Pizarro, quien por cierto cuenta con el beneplácito de Levy, por ende, con mayor apoyo para liderar el directorio.

Los votos que aún siguen sin estar definidos son los del CSyD Colo Colo debido a diferencias con las posturas de ambos candidatos.

En definitiva Battaglia, Vial, Gómez y -evidentemente- Pizarro tendrían decidido el respaldo al ‘Káiser’, por lo que el exjugador del ‘Cacique’ podría terminar sucediendo en la presidencia al empresario de origen sirio.

Vale consignar que la posible elección de Jaime Pizarro podría tener consecuencias en el equipo de fútbol, pues de no ser reelegido Mosa, Pablo Guede podría renunciar a su cargo como técnico ‘albo’ por la cercanía que tiene con el actual timonel.

Fuente: biobiochile.cl.