Este martes, Mauricio Ortega fue declarado culpable por el brutal ataque sufrido por Nabila Rifo el pasado 14 de mayo, en Coyhaique.

En detalle, los magistrados del Tribunal Oral en lo Penal de la misma ciudad en la que ocurrieron los hechos, resolvieron por unanimidad absolver a Ruiz como autor de las amenazas de muerte efectuadas supuestamente a Rifo la mañana del 5 de junio del 2015. Sin embargo, se condenó al acusado como autor de violación de morada violenta, por ingresar con un hacha a la casa de la mujer ese mismo día.

En segundo lugar, por mayoría se condenó a Ruiz como autor de femicidio frustrado y lesiones graves y gravísimas.

Durante la investigación, el Ministerio Público presentó una serie de pruebas y testimonios que situaban al único imputado del caso en el lugar del suceso, mientras la defensa siempre postuló que Ortega no coincidía con la persona que vieron algunos testigos en el lugar.

Recordemos que Nabila mantuvo una relación con Ortega, de la que nacieron los dos hijos menores de la víctima.

ORTEGA DESCARTA AGRESIÓN

El día en que comenzó el juicio -el 13 de marzo-, Mauricio Ortega tomó la palabra y entregó su versión de los hechos, descartando haber atacado a Nabila.

La víctima relató la cruel agresión de la que fue víctima, agregando que “Mauricio Ortega me pegó con una piedra en la cabeza, me dejó inconsciente”.

Rifo remarcó la tendencia violenta de Ortega, y que el día del hecho debió “hacerse la muerta para evitar que le siguiera golpeando”.

CARABINERA CULPA A ORTEGA

La sargento Carolina Norambuena, quien tomó declaración a Nabila tras el incidente, dio sus palabras el 14 de marzo, en donde culpa a Ortega de los golpes y maltrato psicológico.

“La trató de mal agradecida y que era una puta de mierda”, enfatizó Norambuena, recordando las palabras de Nabila.

TESTIGOS CLAVES CAMBIAN DE VERSIÓN

El 27 de marzo fue considerada una jornada vital para el caso, considerando que las tres personas que participaron en la fiesta previa al incidente declararon ante la justicia.

No obstante, Leonor Castro, Fernando Vilches y Juan Mendoza modificaron sus dichos respecto a los entregados en primera oportunidad, en donde remarcaban la violencia que había manifestado Ortega.

Mendoza, cuya declaración era clave luego de que fue el único que no consumió alcohol aquella noche, dijo que Mauricio “se veía tranquilo. Yo nunca lo vi violento”,

FORENSE EXCULPA AL IMPUTADO

El médico forense Luis Ranaval se situó en la tarima de declaraciones el 30 de marzo, dando cuenta de la presencia de informes “genéticos de las evidencias que se encontraron en el sitio del suceso y en donde aparecen otros perfiles genéticos que excluyen a Mauricio Ortega del lugar”.

Las fuentes de Ranaval forman parte de la defensa de Ortega, quienes insisten en la presencia de un tercero -cuyo ADN fue encontrado en el sitio del suceso- pero que no ha podido ser determinado.

LOS HIJOS

El 28 de marzo la perito de la SIP de Carabineros, Nicole Huinca, dijo que interrogó a los niños de 10 y 12 años -hijos de Nabila y Mauricio- y que estos le habían confirmado las agresiones de este último hacia la víctima.

De hecho -según Huinca en base al relato de los menores de edad- Ortega habría golpeado a Rifo minutos antes de que la mujer sufriera la golpiza en plena vía pública.

Fuente: 24horas.cl.