Corrían los 27 minutos del primer tiempo cuando Gonzalo Espinoza le entró con una dura plancha a los tobillos de Luis Cabrera, provocando la expulsión inmediata por roja directa del jugador de la Universidad de Chile, que tuvo que ver desde afuera el triunfo de su equipo por 1-0 contra Deportes Antofagasta.

El cobro del juez Carlos Ulloa y un par de otras decisiones fueron cuestionadas por los jugadores azules, mientras que Espinoza esperó hasta llegar al aeropuerto de Santiago para justificar su infracción: “No son jugadas de peligro de gol para ellos, fue una jugada que se disputa en el medio, jugadas naturales y creo que hay que tener un poquito más de tolerancia con ese tema. No te discuto la expulsión, yo se que fui fuerte, pero no se si fue para (roja) directa, después hubo otros fouls que no se midieron con la misma vara”, señaló.

El volante azul se refiere a una patada igual de violenta que tuvo Hugo Droguett sobre Franz Shultz y que no terminó con el jugador Puma expulsado.

De todas formas, Espinoza espera no recibir una sanción muy larga para ayudar a su equipo a luchar por el título, aunque cree que la presión la tiene Colo Colo, líder de la competencia: “Nosotros tenemos que seguir trabajando, hacer nuestro trabajo, depende netamente de nosotros, si los otros ganan o pierdan no nos tiene que importar. solo debemos preocuparnos de ganar. Se sueña siempre, pero no somos los punteros”, finalizó.

Fuente: El Gráfico Chile.