En su reunión mensual de política monetaria, el Consejo del Banco Central de Chile acordó reducir por segundo mes consecutivo la tasa de interés de política monetaria en 25 puntos base, hasta 2,75 por ciento.

Se trata de la tercera ocasión en el año en que el ente emisor reduce este índice, que durante 2017 cayó 75 puntos base, desde 3,5 por ciento al actual nivel, el más bajo desde octubre de 2010.

Según el organismo, en el plano interno, las cifras de inflación y actividad estuvieron en línea con lo previsto en el IPoM de marzo, mientras que “la inflación anual se mantuvo en 2,7 por ciento y las expectativas de inflación a fines del horizonte de proyección se ubican en torno a la meta”, que se ubica en torno al 3,0 por ciento.

Además, “las cifras de actividad y demanda continúan mostrando un débil desempeño” y a su vez “destaca un deterioro del mercado laboral algo mayor que lo previsto”.

Mientras que en el plano externo “las condiciones financieras globales continúan favorables y diversos indicadores apuntan a un escenario de mayor crecimiento e inflación en el mundo desarrollado”.

El Banco Central además sostuvo que evaluará la necesidad de algún incremento adicional del impulso monetario lo que dependerá “de las perspectivas de inflación de mediano plazo” y reafirmó su compromiso de conducir la política monetaria con flexibilidad, de manera que la inflación proyectada se ubique en 3,0 por ciento en el horizonte de política.

Fuente: Cooperativa.