Estados Unidos utilizó en Afganistán su más poderosa bomba no nuclear, contra un complejo de cavernas bajo control del grupo radical Estado Islámico, informó este jueves el Pentágono.

La bomba conocida por la sigla MOAB “hizo impacto con un complejo de cavernas” en el distrito de Achin, en la provincia oriental de Nangarhar, dijo el portavoz del Pentágono, Adam Stump.

Se trata del primer uso de la GBU-43/B Massive Ordnance Air Blast, considerada “la madre de todas las bombas”, en combate.

El artefacto, que pesa 10 toneladas, fue lanzado desde un avión MC-130, en las cercanías de la frontera con Pakistán.