El presidente sirio Bashar Al Asad afirmó este jueves en una entrevista exclusiva a la agencia France-Press que culparlo del ataque químico que vivió su país hace unas semanas es un “invento al 100%”.

“Para nosotros, es un invento al 100%. Nuestra impresión es que Occidente, principalmente Estados Unidos es cómplice de los terroristas y montó toda esta historia para que sirviera de pretexto al ataque” estadounidense del 7 de abril contra una base aérea en Siria, afirmó el líder.

Además, el mandatario aseguró que su Ejército ya no posee armas químicas y que el bombardeo de Estados Unidos no afectó a la potencia de fuego del régimen.

“No poseemos armas químicas. Hace varios años, en 2013, renunciamos a todo nuestro arsenal. E incluso si tuviéramos dichas armas, nunca las habríamos usado”, dijo.

El líder afirmó que solo aceptará una investigación “imparcial” sobre el supuesto ataque químico que sus tropas realizaron y que afectó a más de 100 ciudadanos sirios.

“Vamos a trabajar -con los rusos- en pro de una investigación internacional. Pero debe ser imparcial. Solo podemos permitir una investigación si es imparcial y asegurándonos de que países imparciales participen en ella, para estar seguros de que no se use con fines políticos“, remarcó Asad.

El presidente afirmó que Estados Unidos no es “serio” en la búsqueda de una solución política para Siria. “Quieren utilizar el proceso político como un paraguas para los terroristas“, proclamó.