La Presidenta de la República, Michelle Bachelet, dio a conocer la noche de este miércoles, a través de una cadena nacional, detalles de la reforma al sistema de pensiones elaborada por el Gobierno.

Dentro del proyecto de ley, que no pretende eliminar las AFP, destaca el incremento en cinco por ciento de la cotización de cada trabajador, con cargo al empleador, el que se realizará en un período de seis años para garantizar una mejor transición.

Este cinco por ciento adicional se dividirá en dos: el tres por ciento irá a la cuenta individual de cada cotizante, el cual será heredable y de plena propiedad, y el otro dos por ciento a un seguro de ahorro colectivo que apunta a equiparar las pensiones de quienes posean un menor ahorro.

De acuerdo con la Mandataria, la administración de estos fondos recaerá en una entidad pública y autónoma, con reglas estrictas y altas exigencias profesionales, para que nadie pueda poner en duda su eficiencia, transparencia e independencia.

Los objetivos de esta propuesta es subir en promedio en 20 por ciento los montos de las actuales pensiones de vejez entregadas por las AFP y proyectar un aumento promedio cercano a 50 por ciento en las pensiones que tendrán los actuales cotizantes al momento de su jubilación cuando el sistema esté en pleno funcionamiento.

Durante su discurso, la Jefa de Estado remarcó que “en agosto del año pasado, por cadena nacional, convoqué a la construcción de un acuerdo nacional para mejorar las pensiones en Chile”, y que “todos los sectores políticos se sumaron generosamente a este esfuerzo nacional y quiero agradecerlo públicamente”.

Reacciones
Desde el oficialismo, el diputado DC Fuad Chahín, que participó de la mesa política que participó de esta discusión, comentó que “me parece una propuesta seria, responsable, que da un paso importante en materia de tener un verdadero sistema de seguridad social fomentando el ahorro, pero incorporando un elemento de solidaridad que es muy importante y además incorporando un sistema de financiamiento tripartito”.

“Lo más importante es que esto además se hace cargo no sólo de mejorar las pensiones en el futuro, sino que también de las actuales pensiones”, añadió el parlamentario.

En la oposición, en tanto, el diputado RN Alejandro Santana, quien también integró la mencionada mesa, sostuvo que “la Presidenta ha hecho un anuncio esperado, con un componente altamente ideologizado. Habla que una institución del Estado se hará parte, sin tener garantías ciertas que eso va a mejorar la rentabilidad y la eficiencia de los fondos de pensiones”.

Fuene: Cooperativa.