Más de $200 millones en marihuana y pasta base de cocaína escondía una camioneta que fue interceptada por fiscalizadores del Servicio Nacional de Aduanas en la avanzada de Quillagua. La droga estaba oculta en la parte trasera del vehículo y en una especie de habitáculo sellado al vacío.

El procedimiento se registró cuando el operador de máquina pesada de nacionalidad boliviana, M.R.O. (28), llegó hasta la avanzada pampina en una camioneta junto a su novia, la estudiante S.S.A. (21). Ambos son de Cochabamba y aseguraron viajar con destino a Santiago de Chile para asistir a un festival de música, sin embargo, al momento de ser entrevistados por los aduaneros no supieron citar con claridad el nombre de los cantantes y bandas que querían ver.

En virtud de lo anterior y de otros perfiles de riesgo, los fiscalizadores utilizaron tecnología no invasiva sobre la camioneta y mediante un medidor de densidad se estableció la presencia de intervenciones estructurales en la parte trasera del vehículo.

El Director Regional de la Aduana de Iquique, Ricardo Aceituno, señaló que al abrir la parte trasera del móvil se halló una especie de habitáculo especialmente modificado. “Los fiscalizadores encontraron un total de 141 paquetes de diferentes tamaños, de los cuales 137 contenían pasta base de cocaína con un peso total de 19 kilos 900 gramos, y otros 4 paquetes que contenían 1 kilo 155 gramos de marihuana”.

La droga, junto a los medios de prueba, fueron entregados a la policía para su custodia y traslado. El control de detención se realizó en el Juzgado de Pozo Almonte y los dos imputados quedaron en prisión preventiva durante los 120 días que dure la investigación.