La Presidenta Michelle Bachelet encabezó esta tarde la ceremonia para firmar el Proyecto de Ley que reforma el capítulo XV de la Constitución Política de la República en el patio de las Camelias, en el Palacio de La Moneda.

Hasta el lugar llegaron los Ministros de Estado para acompañar a la Mandataria en la actividad que forma parte de las reformas impulsadas por el Gobierno.

En concreto, el capítulo establece que la modificación del texto jurídico puede ser a través de la presentación de un Proyecto por parte del Presidente o un parlamentario y éste debe ser aprobado por ambas cámaras.

A principios de este año concluyó el proceso de participación ciudadana, donde 204 mil personas participaron activamente.

“Nuestro compromiso fue liderar un proceso sin precedentes (…) ofrecimos un cronograma con toda transparencia con hitos que aseguran el respeto desde un principio y estamos cumpliendo con cada uno de nuestros compromisos”, manifestó la Mandataria.

Agregó que “el Proyecto de ley que estamos firmando propone reformar el Capítulo XV vigente, y agrega que se establece que se podrá convocar a una nueva elaboración de Constitución, la realización de una convención constitucional, y en tercer lugar, que mediante una ley orgánica constitucional se regule la convocatoria de dicha convención”.

“Críticas y monólogos hay de sobra, lo que buscamos con este proyecto es lo contrario, la apertura al diálogo (…) tengo plena confianza que el Congreso no defraudará a los ciudadanos”, sentenció.

CAPÍTULO XV

El Capítulo XV se refiere a la Reforma de la Constitución y consta de tres artículos que detalla lo siguiente:

Artículo 127

Los proyectos de reforma de la Constitución podrán ser iniciados por mensaje del Presidente de la República o por moción de cualquiera de los miembros del Congreso Nacional, con las limitaciones señaladas en el inciso primero del artículo 65.

El proyecto de reforma necesitará para ser aprobado en cada Cámara el voto conforme de las tres quintas partes de los diputados y senadores en ejercicio.

Artículo 128

El proyecto que aprueben ambas Cámaras pasará al Presidente de la República.

Si el Presidente de la República rechazare totalmente un proyecto de reforma aprobado por ambas Cámaras y éstas insistieren en su totalidad por las dos terceras partes de los miembros en ejercicio de cada Cámara, el Presidente deberá promulgar dicho proyecto, a menos que consulte a la ciudadanía mediante plebiscito.

Artículo 129

La convocatoria a plebiscito deberá efectuarse dentro de los treinta días siguientes a aquel en que ambas Cámaras insistan en el proyecto aprobado por ellas, y se ordenará mediante decreto supremo que fijará la fecha de la votación plebiscitaria, la que se celebrará ciento veinte días después de la publicación de dicho decreto si ese día correspondiere a un domingo.

Si así no fuere, ella se realizará el domingo inmediatamente siguiente. Transcurrido este plazo sin que el Presidente convoque a plebiscito, se promulgará el proyecto que hubiere aprobado el Congreso.

Artículo 130

Este es el artículo que se busca agregar para que se pueda modificar la Constitución a través de una convención que debe ser definida en una ley orgánica constitucional.