El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela revirtió este sábado su decisión de asumir las funciones del Parlamento de amplia mayoría opositora, anunció la corte.

La medida fue derogada de oficio tras un acuerdo entre los poderes públicos -excepto el Legislativo- cuyos representantes se reunieron hasta la madrugada de este sábado convocados por el presidente Nicolás Maduro.

El TSJ también suprimió el contenido de otro fallo en el que retiró la inmunidad a los parlamentarios.

“En lo que respecta a la inmunidad parlamentaria. Se suprime dicho contenido”, indica la decisión.

El Tribunal, adeás, anuló una decisión que le confería al presidente Nicolás Maduro amplios poderes para legislar en materia de delincuencia organizada y terrorismo.

“Se suprime la cautelar (…) de dicho fallo”, señaló el TSJ, en alusión a los poderes que había otorgado a Maduro para revisar leyes contra la delincuencia organizada y financiamiento al terrorismo y la corrupción, así como el código penal y el código de justicia militar.