Detectives de la Brigada de Investigadora de Delitos contra el Medioambiente y Patrimonio Cultural (BIDEMA), perteneciente a la Policía de Investigaciones de Chile (PDI), en conjunto con personal de la Oficina Tamarugal del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de la I Región de Tarapacá, en el transcurso de esta semana, realizaron fiscalizaciones en la comuna de Pica (Iquique), enmarcadas dentro del “Plan de Erradicación de la Mosca de la Fruta”.

Cabe destacar que, durante el pasado mes, el SAG instaló varias barreras fitosanitarias en la Región, con la finalidad de evitar la salida de fruta fresca, probablemente infestada por la mosca de la fruta, y así evitar la propagación de esta plaga.

Al respecto, la PDI, hace un llamado a la ciudadanía a no ingresar frutos desde el extranjero, ya que, al hacerlo -evitando los controles fitosanitarios que realiza el SAG en cada uno de los pasos fronterizos habilitados de Chile-, se perjudica no sólo la producción agrícola local, sino que también podría verse afectado el equilibrio ecológico y/o el patrimonio ambiental de la zona.

Esto último, debido a que en el interior de los frutos pueden transportarse especies exóticas que dañen nuestros ecosistemas. Paralelamente, la Institución llama a la ciudadanía a no comprar estos productos en el comercio informal o cuya procedencia no haya sido certificada por los organismos pertinentes.

La PDI, mantiene en su poder decretos de investigar emanados del Ministerio Público relacionados con personas que han ingresado clandestinamente frutas contaminadas con este insecto e invita a los ciudadanos a denunciar los hechos que contravengan la norma legal vigente.