Desde hace exactamente un año y dos meses que no nacían trillizos en el hospital de Iquique, hasta que el pasado lunes llegaron a este mundo, Isabella Sofía, Sammy Fernando y Máximo Alfredo, para llenar de felicidad la vida de sus padres, los profesores de la Cormudesi Samy Murillo (42) y Cinthia León (33).

La madre de los saludables pequeños comentó que sus tres hijos son distintos y que no compartieron placenta. “Nacieron a las 35 semanas de gestación por cesárea, primero Isabella a las 08.54 y pesó 2,420 kilos; después a las 08.56 llegó Sammy quien pesó 2.280 kg y a la misma hora nació Máximo con 2.270 kg.”, contó la orgullosa madre, quien tiene dos hijos más, una niña de 11 y un niño de 4 años.

Debido a lo anterior, la mamá no escondió su sorpresa cuando a las 8 semanas de embarazo les confirmaron que eran tres guaguas las que venían en camino. “Pero mayor fue la alegría cuando supinos a los 5 meses que eran dos niños y una niña completamente diferentes entre sí”, dijo León.

En tanto, el padre primerizo aún entusiasmado con la triple llegada prometió una cena de agradecimiento al equipo del pabellón de Ginecología y obstetricia, además de la unidad de Neonatología del hospital “por el gran trabajo profesional y cariño con el que trataron a mi mujer y mis hijos”.

Además, agradeció a “todas las personas que vinieron a visitarnos y nos enviaron presentes entre los que cuentan el alcalde Mauricio Soria, el seremi de Gobierno Luigi Ciocca, la funcionaria de la Cormudesi Gladys Matus, familiares y compañeros de trabajo”, dijo Murillo.

Respecto a los preparativos para recibir a sus tres retoños, el profesor de Educación Física comentó que en verano se dedicó a arreglar el cuarto que compartirán los trillizos, el que será equipado en parte con los implementos que entrega por cada hijo el programa Chile Crece Contigo.

Esta pareja, que contraería matrimonio en diciembre de este año, finalmente, contó que gracias al apoyo del presidente de la comunidad paquistaní en Iquique, el empresario Zia Ul Haq, pudo adquirir un vehículo con tres corridas de asientos, en el que podrá transportarse cómodamente cumpliendo con la nueva normativa de sillas de seguridad para sus hijos.