Al menos tres personas resultaron heridas este jueves en un tiroteo en un instituto de la ciudad de Grasse, en el sur de Francia, que tenía como blanco el director del centro, según fuentes policiales y municipales.

Un alumno del establecimiento de 17 años, armado de un fusil, dos armas cortas y dos granadas, fue detenido tras el incidente que se produjo en la escuela secundaria Tocqueville, dijo a la AFP una fuente judicial, que pidió no ser identificada.

El sospechoso podría sufrir “problemas psicológicos”, según el presidente de la región, Christian Estrosi.

Hay informaciones contradictorias sobre si el sospechoso actuó solo o con una segunda persona. La policía indicó en un primer momento que estaba buscando a un cómplice. Otra fuente policial dijo en cambio que actuó solo.

Según un comunicado del ayuntamiento de Grasse, “dos alumnos dispararon contra el director”. Este último y dos estudiantes sufrieron heridas leves y un tercero una “fuerte conmoción”, añadió Estrosi.

Como medida de seguridad, las autoridades ordenaron el cierre de todos los centros escolares de esta localidad conocida por sus perfumes y ubicada a unos 40 kilómetros al oeste de Niza, confinando en su interior a alumnos, profesores y empleados, según fuentes locales.

Funcionarios locales dijeron a la AFP que varios alumnos huyeron y buscaron refugio en un supermercado cercano “lo que creó un pánico y rumores de un ataque”.

“A los otros alumnos se les ha pedido que se queden en la escuela y estén tranquilos”, dijeron las autoridades locales.

El rector de Niza, Emmanuel Ethis, instó a los padres a que no vayan a buscar a sus hijos a los colegios, asegurando que “los alumnos están en seguridad”.

Francia se encuentra en estado de emergencia tras una ola de atentados yihadistas que dejó 238 muertos desde el 7 de enero de 2015. En este caso, sin embargo, la investigación no se orienta hacia la hipótesis terrorista.