Fiscalizadores del Servicio Nacional de Aduanas incautaron 839 figuras y autos de edición limitada que trataron de salir como contrabando al interior de un camión. Entre las piezas destaca una estatua de Marilyn Monroe de polystone, pvc y tejido real de 10 kilos de peso y 45 centímetros de altura, cuyo valor comercial supera los 500 mil pesos.

El procedimiento se registró en la avanzada aduanera El Loa cuando los fiscalizadores seleccionaron un camión que transportaba ropa desde Iquique a Santiago. Al revisar su documentación y contrastarlo con la carga encontraron una serie de mercancías que no estaban declaradas y otras que si bien venían informadas, no estaban en el camión.

Fue así como los fiscalizadores detectaron 16 cajas con pañuelos del tipo bufanda, 3.827 unidades de cigarrillos eléctricos y 3.762 cajas con accesorios para cigarrillos, entre otros. A esos productos se sumó el contrabando de 3.500 gorros de lana, 24 peluches pokémon, 4.677 suspensores y 29 cajas con 839 figuras y accesorios de colección, entre los que figuran personajes de la Guerra de las Galaxias, los Súper Amigos, El Señor de Los Anillos, Superman, Supergirl, Alien y la Muñeca Anabell.

Entre las figuras también llama la atención un Superman Red Son Premiun, fabricado en polystone y tejido real, de 12 kilos de peso y 64 centímetros de alto. Corresponde a una edición limitada de mil unidades que lanzó al mercado la empresa Sideshow Collectibles y cuyo valor bordea los 400 mil pesos. También hay una pieza de Los Vengadores y una estatua de Wolvorine. En el caso de la figura de Marilyn Monroe corresponde a una edición limitada que lanzó en el 2015 el fabricante Blitzway y que recuerda el filme musical de 1953 “Gentleman Prefer Blondes”.

El contrabando tiene un valor comercial que supera los 100 millones de pesos y la Aduana inició la respectiva persecución penal sobre todos los involucrados. Las mercancías quedaron incautadas hasta que los tribunales decidan su futuro.

El Director Regional de la Aduana de Iquique, Ricardo Aceituno, señaló que este tipo revisiones se insertan en las políticas de fortalecimiento de la fiscalización en los controles interregionales de El Loa y Quillagua. “Estamos frente a un tipo de contrabando más especializado y donde los valores por cada pieza son altos. Las mercancías no declaradas incluso venían estibadas al inicio del camión, dejando en la parte trasera o de acceso las cajas que tenían respaldo documental”, explicó el Director Regional, quien destacó la experticia de los fiscalizadores para identificar factores de riesgo.