Focalizados en mejorar la calidad de vida de la población y con el objeto de revisar los compromisos adquiridos en la última reunión del “Comité Interinstitucional contra el Crimen Organizado en la Macrozona Norte”, realizado en el mes de diciembre en Arica, los intendentes de Tarapacá, Claudia Rojas Campos, de Arica y Parinacota, Gladys Acuña, y de Antofagasta, Arturo Molina, se reunieron este martes junto a sus encargados regionales de Seguridad Pública.

En la ocasión, la intendenta de Tarapacá señaló que “estamos preparados para enfrentar el desafío de la seguridad pública, abordar problemas que nos son comunes y aplicar la experiencia lograda en los últimos años, a través de un trabajo mancomunado. No es primera vez que nos reunimos los intendentes de las tres regiones, y producto de ello es que hemos logrado avances notables en temas migratorios, de manejo de emergencias y, por supuesto, se seguridad ciudadana. Seguiremos trabajando unidos para obtener mejores resultados en seguridad pública para nuestras respectivas comunidades regionales”.

Por su parte, la intendenta Acuña, destacó la importancia de efectuar este trabajo mancomunado y colaborativo entre las tres regiones, frente a temáticas comunes como son el tráfico de drogas, el contrabando, el tráfico de migrantes y la trata de personas en las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta.

“Ha sido una jornada provechosa que nos ha permitido avanzar en los compromisos asumidos al alero del Comité Interinstitucional, generando las alianzas necesarias para que no exista una duplicidad de trabajo en la macrozona norte y se generen los mecanismos adecuados para enfrentar la realidad delictual del norte del país”, puntualizó la máxima autoridad de Arica y Parinacota.

A su vez, el jefe del Gobierno Regional de Antofagasta, Arturo Molina, destacó que se está cumpliendo con el compromiso adquirido con la Subsecretaría del Interior en atención a trabajar en objetivos transversales para la macrozona, potenciando el trabajo en equipo, el uso de la sinergia corporativa, al compartir visiones e intercambiar información.

“Esta reunión enriquece la tarea encomendada y por cierto, nos permite buscar los mejores alianzas para enfrentar el crimen organizado en la macrozona. Es un trabajo de equipo compuesto por nosotros, las autoridades y nuestros equipos técnicos que deben dar como resultado una vinculación con las policías para mejorar la fiscalización, seguimiento, en fronteras y en pasos no habilitados que impida la trata de personas, entre otros flagelos”, aseveró Molina.

Factores geográficos como la frontera con Perú y Bolivia, en donde existen 9 pasos habilitados y 174 ilegales -y que se utilizan para el tráfico de drogas, el tráfico ilícito de personas y para el robo de vehículos, entre otros delitos-, llevaron a la Subsecretaría de Interior a crear esta Mesa contra el Crimen Organizado en septiembre de 2016, realizándose ya dos encuentros: uno en Iquique y otro en Arica y, próximamente, se efectuará uno en Antofagasta.