“Organización Justicia y Verdad José Vergara” es el nombre de la entidad que el lunes pasado se creó en Alto Hospicio, al cumplirse un año y medio de la desaparición de José Vergara, joven de 22 años, cuyo paradero se desconoce tras ser detenido por cuatro efectivos policiales desde su domicilio en dicha comuna.

“Nos reunimos para firmar la personalidad jurídica de esta organización que no sólo quiere mantener la búsqueda de mi hermano, sino que también ayudar a la comunidad, para que cualquier persona que esté pasando por una situación similar a la de nosotros, pueda confiar en que los ayudaremos”, señaló Alicia Vergara, hermana del joven desaparecido.

Como explicó el abogado del caso, Enzo Morales, esta organización busca “visibilizar la demanda de verdad y justicia y velar por la memoria de José Vergara, además de instar a la autoridad pública a no olvidar que existe un ciudadano de 22 años de la comuna de Alto Hospicio que está desaparecido, que fue detenido desde su domicilio por cuatro carabineros que hoy se encuentran en prisión preventiva”.

A partir de esta organización, agregó Alicia Vergara, esperan que “la gente pueda tomar conciencia de que esto le puede pasar a cualquiera, de lo que está sucediendo hoy en día en Alto Hospicio”.

La organización, además de recoger otras denuncias de casos de violencia policial, gestionará un calendario de actividades anuales para visibilizar la problemática en la zona.

José Vergara fue detenido en su casa ubicada en la comuna de Alto Hospicio el 13 de septiembre del 2015 luego de que familiares solicitaran ayuda a Carabineros para contener una crisis provocada por la esquizofrenia que padecía el joven. Tras la detención, Vergara se encuentra desaparecido.

Inicialmente, los cuatro policías que realizaron la detención -Carlos Valencia Castro, Ángelo Muñoz Roque, Abraham Caro Pérez y Manuel Carvajal Fabres, hoy en prisión preventiva- negaron que José Vergara se encontrara en el domicilio e incluso falsearon las comunicaciones radiales con la central de comunicaciones.

Tras el inicio de la investigación, que estuvo a cargo de la justicia militar, pero que hoy lleva el Ministerio Público, los policías implicados confesaron que abandonaron al joven en el desierto, en un sitio eriazo camino a Caleta Buena, evidenciando con este caso una práctica denominada como “machetazo” o “dos corto”, procedimiento por el que se saltan los conductos regulares del procedimiento de Carabineros y abandonan a los detenidos en sitios eriazos del desierto.

El caso se suma al de José Huenante, joven de 16 años desaparecido desde el 5 de septiembre del 2005 tras ser detenido por una patrulla policial  en Puerto Montt y el de Hugo Arispe en Arica, desaparecido desde el 14 de enero de 2001 desde la cárcel de Acha, todos detenidos desaparecidos en democracia.