Detectives de la Brigada Investigadora de Robos (BIRO) Iquique, conforme a información residual, producto de diligencias policiales propias del área, lograron establecer la ubicación de un lugar, sindicado como sitio de acopio de automóviles robados, localizado en cercanías de la ruta 5, al norte de Iquique. En base a ello, se trasladaron hasta el lugar, con la finalidad de establecer o descartar la veracidad de la hipótesis, logrando ubicar, en pleno desierto, un vehículo abandonado, el que al ser consultado en la base de datos correspondiente, arrojó un encargo por el delito de robo, efectuado el 26 de febrero del año en curso, por lo que los policías procedieron a trasladarlo hasta la ciudad de Iquique, solicitando la presencia de profesionales del Laboratorio de Criminalística Regional de la misma institución, quienes sometieron el móvil a los peritajes respectivos.

El vehículo recuperado corresponde a un todoterreno marca Mitsubishi, modelo Pajero, avaluado en 2 millones 500 mil pesos, el que, por instrucción del fiscal de turno, fue devuelto a su legítimo propietario.

Respecto al modus operandi, el Subprefecto Rolando Opazo, Jefe de la Biro Iquique, señaló: ”nuestros Detectives se encuentran trabajando para confirmar o descartar la hipótesis que indica que el lugar en cuestión sería un centro de acopio de vehículos robados en las comunas de Iquique y Alto Hospicio, para posteriormente ser comercializados en el extranjero, o bien, ser utilizados para la comisión de otros ilícitos”.