Once talleres mecánicos clandestinos que funcionaban en la comuna de Alto Hospicio fueron detectados por Carabineros de la Sección Encargos y Búsqueda de Vehículos durante el mes de febrero.

Dentro de los 17 talleres, desarmadurías y lugares afines fiscalizados por esta unidad especializada se  descubrió a estos recintos que funcionaban irregularmente, siendo denunciados al Juzgado de Policía Local competente

Además se detuvo a dos trabajadores que mantenían órdenes de detención pendiente,  por delitos tales como Robo en lugar no habitado, violación de morada, lesiones, robo por sorpresa y microtráfico, quedando a disposición de los tribunales competentes.

El Jefe de la SEBV Iquique, Capitán Pedro Mardones Sánchez, indicó que dentro de las variadas funciones desplegadas por esta unidad especializada se encuentra la fiscalización y control de estos establecimientos ya que es una medida para detectar delitos que se estén cometiendo en su interior y que afecten al parque vehicular de la zona.

El oficial además explicó, que “se está trabajando en conjunto con el municipio de Alto Hospicio, para proceder a la clausura definitiva de estos talleres que funcionan irregularmente, para que la comunidad lleve sus vehículos con la seguridad que están debidamente establecidos y seguros”.

“Esta medida genera menos oportunidades a los delincuentes donde puedan reducir vehículos o vender partes y piezas robadas, como también, darle un claro mensaje del control constante que mantiene Carabineros a este tipo de lugares”, sostuvo el jefe de la SEBV.