Detectives de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI), acompañados por Peritos del Laboratorio de Criminalística Regional Iquique (LACRIM), perteneciente a las secciones de Fotografía y Planimetría, se trasladaron a la obra de construcción donde un hombre habría sufrido una caída, hallando evidencia que permitió establecer que la precipitación fue de siete metros de altura.

La víctima sufrió fracturas de extrema gravedad, según informó personal del recinto hospitalario, encontrándose con eminente riesgo vital.

Al respecto, la Fiscal de turno, instruyó la presencia de oficiales de la BH, a fin de esclarecer las circunstancias en que habrían ocurrido los hechos y establecer o descartar la participación de terceras personas.

Así, la brigada especializada de la PDI, en un trabajo conjunto con peritos del LACRIM de la misma Institución, quienes levantaron impresiones dactiloscópicas (huella digital), lograron individualizar a la víctima.

El Subprefecto Claudio Ramos, Jefe de la Brigada de Homicidios Iquique, señaló que “se continúan las diligencias investigativas, con el objetivo de establecer fehacientemente la forma y circunstancias en que ocurrió el hecho y así descartar la participación de terceras personas”.