Foto: Archivo.

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Iquique condenó hoy -lunes 6 de marzo- a Rodrigo Iván Velásquez Beas a la pena de 5 años y un día de presidio efectivo, como autor del delito de homicidio simple de Julio Toledo Borja, ilícito perpetrado en julio de 2014, en la ciudad.

En fallo unánime (causa rol 574-2016), el tribunal –integrado por los magistrados Rodrigo Vega Azócar (presidente),  Carlos Cosma Inojosa y Moisés Pino Pino (redactor)- aplicó, además, a Velásquez Beas las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena.

Una vez ejecutoriado el fallo, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e inclusión en registro nacional de ADN de condenados.

En la causa, el fallo absolvió a Carlos Canchari Flores de la acusación formulada en su contra por el Ministerio Público como coautor del delito.

Fallo que dio por acreditado, más allá de toda razonable,  que cerca de la 1.25 hora del 21 de julio de 2014, en circunstancias que Julio Toledo discutía con su pareja afuera del local La Verbena, ubicado en calle 18 de Septiembre de Iquique, intervino en favor de la mujer, Carlos Canchari, trasladándose la disputa hacia calle Thompson y 21 de Mayo,  donde se incorporó Rodrigo Velázquez Beas, quien provisto de un fierro intercedió a favor de Canchari, agrediendo  a la mujer, reaccionando Toledo en su defensa, recibiendo entonces por parte de Velásquez un golpe con el fierro, a la altura de las costillas, cayendo éste al suelo, provocándole una herida que finalmente ocasionó su muerte,  producto de una hipovolemia aguda causada por herida penetrante torácica cardíaca complicada.

“Asimismo, resulta acreditada más allá de toda duda razonable, la participación en calidad de autor de parte del acusado Rodrigo Velázquez, en los términos del artículo 15 N°1 del Código Penal, descartándose así la intervención inmediata y directa de parte del acusado Carlos Canchari Flores, en la muerte de Julio Toledo Borja, debiendo ser absuelto a este respecto”, establece el fallo.