Un rescate a las tradiciones que forjaron la comuna, tanto en el altiplano, como en la pampa salitrera se reunieron en la noche inaugural del carnaval de Pozo Almonte, instancia en donde diversas organizaciones comunitarias presentan comparsas y las reinas que escogieron para representarlas.

El carnaval comenzó a las 21.00, con un homenaje a bomberos entregado por el municipio de Pozo Almonte, luego pasó el carro con las candidatas a reina de las 13 asociaciones de la sociedad civil que participan en el evento, mostrando la prestancia de cada una de ellas, quien representa a su junta de vecino, club de adulto mayor o comité.

Tras ellas, vino el turno de las comparsas, donde cinco agrupaciones de música andina y bailes típicos del altiplano dieron gala de sus destrezas en frente de la multitud que se apostó desde temprano a la espera del evento del cierre del verano.

Así, sambos, tinkus y caporales llenaron de color y sonido el frontis del edificio consistorial, en donde se montó el pasacalle y escenario para el espectáculo principal. “La verdad es que estanos muy contentos con lo que ha pasado. Quisimos tener un carnaval 2.0, que sea más cercano a la gente, a nuestras raíces y creo que se cumplió, ya que la idea es que nosotros seamos esta gran familia en la comuna y que sigamos realizando eventos que sean una visión de los mismos vecinos”, expresó el alcalde de Pozo Almonte, Richard Godoy.

Espectáculo

Además de las comparsas, hubo en show para a comunidad, en el que las bandas “Así de ron”, junto a “Megaspuesta”, los que hicieron bailar a toda la concurrencia a Pozo Almonte y a quienes llegaron a disfrutar el ritmo de la cumbia.

“La verdad es que la pasamos súper bien. Es muy bueno que para finalizar el verano nos hayan traído a estos grupos y sabemos que todo sigue”, manifestó Yeimi Espinoza.