“La huelga de hambre no va a seguir, porque hay una persona que está en el Hospital y nosotros, sobre todo el movimiento que cuida la vida es pro-vida, no puede contradecirse a si mismo con respecto a lo que está pasando”, así lo señaló el sacerdote Guillermo Fajardo, párroco de la Catedral, en presencia de los huelguistas y de los dirigentes de la Corporación Oncológica.

“Como Iglesia, hemos acompañado, hemos escuchado y estamos en absoluta sintonía y concordancia con lo que ellos solicitan, es entendible lo que piden. Yo creo que mas de alguno de nosotros ha tenido una experiencia de tener un familiar con cáncer, pero una huelga de hambre en las condiciones de ellos y de cualquier persona, de salud o de edad, no se puede seguir adelante. Y por lo mismo también, como lo acordamos anoche con ellos mismos, hoy día (martes) se termina esta huelga de hambre”.

Junto con lo anterior, dijo creer que ya se han dado los espacios y las conversaciones con las autoridades, luego del encuentro con el Gobernador de Iquique,, la Seremi de Salud, la directora del Hospital, junto con los huelguistas y los dirigentes de  la Corporación Oncológica.

“Creo que lo que ahora viene es poder ir concretizando y amarrando desde el diálogo, en una mesa, estos acuerdos que se tengan que hacer hacia adelante, pero indiscutiblemente, la huelga de hambre no va a seguir, porque hay una persona que está en el Hospital y nosotros, sobre todo el movimiento que cuida la vida es pro-vida, no puede contradecirse a si mismo con respecto a lo que está pasando. O sea, la Iglesia acompaña y solidariza, pero hasta aquí llegamos porque está en peligro la vida de un ser humano y creo que eso es muy importante que lo tengamos súper presente y también podamos tener una actitud de apertura y de comprensión, especialmente nuestros hermanos huelguistas que han instalado un tema con mucha valentía en la ciudadanía; la ciudadanía también les pide a que ellos que también se cuiden porque tienen familia. Eso quisiéramos señalar y damos término a esta huelga que ha estado aquí en dependencias de nuestra iglesia”, reafirmó el sacerdote.

En tanto, Rafael Montes González integrante de la corporación, quien se mostró consternado por la situación de la huelguista María Casanga, quien debió ser internada en el Hospital por las consecuencias de la huelga, fue enfático en señala que el proyecto del centro oncológico es indivisible, es decir para tratamiento de quimioterapia y radioterapia y que en esa dirección continuarán las acciones ciudadanas.

“La huelga de hambre se termina, como Corporación, como ciudadanos y en defensa de ellos mismos que a ratos no quieren entender. Cualquier voz que aparezca en contrario no es responsabilidad nuestra, ni de la Iglesia Católica, ni de la Corporación Oncológica. Yo les pido por favor que demos por terminada esta reunión, por ellos mismos (los huelguistas) en beneficio de la región y para que ellos puedan seguir luchando con nosotros en buenas condiciones. Muchas gracias”.

Rafael Montes se refería a alguna voz que pretendía continuar con la huelga de hambre, pese al riesgo para la salud de los adultos mayores  involucramos en la protesta.

Por su parte, Roberto Castañeda, el único hombre en la huelga, junto con María Casanga, Betty Terrazas, Alicia Naranjo, y Pablo Orellana junto con Malvina Ossa, tomó la palabra para expresar su parecer.

“Por respeto a nuestra compañera María Casanga (huelguista hospitalizada) la huelga no se ha terminado y vamos a seguir. Pero le damos quince días de plazo para que la Intendenta de Tarapacá gestione la venida de la Ministra de Salud para que ante el padre Guillermo Fajardo y Rafael Montes ratifique el compromiso que hizo con esta región para crear un centro oncológico. No queremos que nos dividan el proyecto. Queremos que el proyecto sea completo, quimioterapia y radioterapia”.

Mientras tanto, la dirigente social Alicia Naranjo, también huelguista señaló que las instancias que tienen que ver con el asunto del centro oncológico, están atrasando el proceso y creando incertidumbre entre los pacientes de cáncer y en la ciudadanía en general. “De todo lo que teníamos avanzado, recién vamos a tener una respuesta en el sentido que si es necesaria la radioterapia junto con la quimioterapia. Eso no puede ser, porque en cualquier parte del mundo van juntos la quimio con la radioterapia, para evitar que los pacientes viajen. Eso queremos, evitar que los enfermos tengan que seguir viajando para encontrar atención  pero también evitar el consiguiente costo económico. Pedimos a las autoridades de salud que dentro de proyecto se incorpore la radioterapia, además de la quimioterapia” recalcó.

Así finalizó la huelga de hambre de algunos enfermos de cáncer, como medida de presión para que las autoridades gubernamentales presten atención al proyecto que tiene más de 13 años, en compás de espera.

Cabe hacer presente, que momentos antes de comenzar la conferencia de prensa, un hombre no identificado, se sacó la camiseta verde con el logotipo de la corporación y la arrojó sobre el escritorio, al tiempo que dijo “yo no estoy de acuerdo. Renuncio” y se retiró ofuscado. La escena produjo desconcierto entre los presentes que no pudieron explicar el incidente.