Detectives de la Brigada Investigadora de Robos (BIRO) Iquique, de la PDI, en coordinación con la Brigada de Investigación Criminal de la ciudad de Calama, realizaron diversas diligencias para la ubicación de un teléfono celular, el cual había sido sustraído en el mes de diciembre del año pasado en Calama. Tras diversas diligencias, los policías lograron establecer que el equipo electrónico se encontraba en poder de una persona domiciliada en la comuna de Alto Hospicio, por lo que los oficiales de la BIRO materializaron diversas diligencias, a fin de dar con la persona vinculada a la especie en cuestión. Es así que los policías concurrieron hasta la vivienda, lugar en el que se contactaron con el sujeto individualizado, advirtiendo inmediatamente que se mantenía en su poder una especie se similares características a la requerida. Tras verificar la situación y corroborar que se trataba de la misma especie que había sido denunciada, se procedió a su detención por el delito flagrante de receptación y a la incautación del teléfono celular.

El detenido, identificado como I.O.M., 21 años, quien no registraba antecedentes policiales, por instrucción del fiscal de turno fue puesto en libertad, previo apercibimiento al Artículo N° 26 del Código Procesal Penal, a la espera de citación por parte del Ministerio Público.

Respecto al equipo electrónico, correspondiente a un iPhone, avaluado en más de 600 mil pesos según su valor comercial, éste fue remitido a la BICRIM Calama para la entrega a su legítimo dueño.