Fiscalizadores del Servicio Nacional de Aduanas incautaron 8 kilos 337,5 gramos de pasta base de cocaína y 1 kilo 392,5 gramos de marihuana durante la revisión a dos buses internacionales en Colchane.

El primer procedimiento se registró cuando un guía junto al can “Kazán” revisaron el interior de un bus internacional. Durante el circuito se detectaron trazas de droga, por lo cual se entrevistó a los pasajeros y se estableció que el taxista boliviano J.L.S., de 30 años, viajaba junto a su primo A.S.H., de 21 años de edad, y ambos tuvieron contacto con 8 paquetes de pasta base de cocaína que fueron escondidos en la parte superior de los asientos.

Ambos extranjeros indicaron que viajaban desde Santa Cruz a Iquique para visitar la Zona Franca y comprar repuestos.

Posteriormente, en otro bus internacional, se detectó en las cercanías del baño 4 paquetes con un total de 1 kilo 392,5 gramos de marihuana, los cuales se asociaron con el equipaje del mecánico colombiano  H.G.S. (28) y el soldador de la misma nacionalidad, Y.A.C. (20). Los dos son de Cali y viajaron hasta Bolivia, desde donde abordaron un bus en Oruro para tratar de llegar a Iquique y luego a Santiago.

Los hechos fueron informados al Ministerio Público y se instruyó que los involucrados, junto a la droga y los medios de prueba, fueran entregados a la PDI para su custodia y traslado.

La audiencia de control de detención se realizó en Juzgado de Pozo Almonte y la fiscal Alejandra Gálvez formalizó a los bolivianos por tráfico de drogas. El magistrado Rodrigo Antonio Villar dispuso la prisión preventiva durante los 120 días que dure la investigación. Los dos ciudadanos colombianos también fueron formalizados y quedaron en prisión preventiva.