Tras el partido ante Everton, el plantel de Universidad Católica quedó tocado. Más allá del resultado (2-1 a favor de los ruleteros), el equipo de la precordillera sorprendió a los espectadores mostrando un juego lento, errático y con poca profundidad. En San Carlos saben que jugaron mal en Viña del Mar, por lo que trabajaron fuerte durante la semana para enfrentar de mejor manera el duelo ante Santiago Wanderers.

“Me da la impresión que ante Santiago Wanderers tenemos que mejorar nuestro nivel. Quedamos con un gusto amargo después del partido con Everton, porque hicimos mucho para que nos ganaran, el próximo partido lo vemos como una posibilidad de mejorar en cuanto a lo nuestro, volver a nuestras raíces, tener mayor protagonismo“, afirmó el técnico Mario Salas este jueves.

En conferencia de prensa, el DT de los cruzados aseguró que el equipo caturro “es complicado, lo conocimos en San Carlos, nos ganaron un partido y esperamos un equipo con esas características, con un potencial por su gente joven. Si los dejamos ser, nos puede pasar la cuenta“.

Para el partido de este sábado ante Wanderers, la UC tendrá cuatro ausentes: Germán Lanaro, Carlos Espinosa y David Llanos por lesión y Cristián Álvarez por suspensión. Pero el equipo también sufrió en las últimas horas por algunas dolencias físicas que mostró Diego Buonanotte.

“Durante la semana Diego tuvo algunas molestias y hoy entrenó normal, fue en el cuádriceps, era un problema muscular. Este jueves Diego está en buenas condiciones y lo vamos a seguir evaluando”, afirmó Salas quien a pesar de las molestias del volante argentino lo tiene incluido en el once titular.

Para finalizar, Mario Salas se refirió a la llave que está definiendo al último rival del grupo de la Copa Libertadores entre Deportivo Capiatá y Atlético Paranaense. “Debe ser la mejor llave de todas las que se están jugando. Capiatá hizo un partido espectacular ayer, demostró que juega bien al fútbol y que domina su forma de jugar. Paranaense es un equipo que tiene muchos recursos, individualidades que te pueden dar vuelta un partido. El equipo que clasifique va a ser duro, estamos en un grupo difícil, vamos a hacer todo por pasar”, concluyó el técnico de Universidad Católica.

Fuente: El Gráfico Chile.