Para muchos puede parecer un paso lógico de la aplicación, pero para otros Whatsapp está jugando con la privacidad individual al permitir visualizar la ubicación geográfica de los contactos en tiempo real.

La app empleará el GPS del móvil y de esta forma los usuarios podrán saber la ubicación de la persona que mande el mensaje por algunos minutos (1, 2 o 5 minutos)

La geolocalización será visible sólo para los miembros de algunos grupos de Whatsapp y no en chats privados.

Aunque la empresa no ha confirmado la noticia, medios internacionales como The Independent aseguran que el testing del servicio ya se realiza en una versión beta para iOS y Android.

Para evitar los reclamos por vulnerar la intimidad, el seguimiento vendrá desactivado por defecto y tendrá que ser configurado de manera manual.